Asteroides

La nave espacial Galileo capturó esta vista del asteroide Ida (izquierda) y su luna, Dactyl (derecha), cuando estaba a 6.500 millas (10.500 kilómetros) de la Tierra.

Los asteroides son trozos de roca y metal que orbitan el Sol y en algunas ocaciones chocan con la Tierra. De aquí la idea de la posible explicación para la extinción de los dinosaurios.

Composición: los asteroides son trozos de roca y metal que orbitan alrededor del Sol. Pueden ser de diferentes formas y tamaños. 

Tipos: Hay tres tipos principales de asteroides:

  • Carbonatos “C” (compuestos de silicatos de carbono antiguos),
  • Silicatos “S” (hechos de silicatos rocosos y hierro) y
  • Tipos M (ricos en metales, principalmente níquel y hierro). 

Tamaño: los asteroides pueden ser tan pequeños como el tamaño de una piedra. El asteroide más grande conocido es Ceres, que tiene alrededor de 597 millas (960 kilómetros) de diámetro.

Ubicación: la mayor población de asteroides se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter. Sin embargo, una cantidad significativa de asteroides se encuentra dentro de las órbitas de Marte, la Tierra, Venus y Mercurio. Menos de 200 asteroides orbitan lo suficientemente cerca de la Tierra como para considerarse una amenaza. Estos cuerpos son conocidos como objetos cercanos a la Tierra.
Número: Hay más de 10.000 cuerpos identificados en el cinturón de asteroides que tienen entre 60 millas (100 km) y 600 millas (1.000 km) de ancho. 

Otra información: los asteroides muy grandes, a menudo llamados cuerpos menores, son lo suficientemente grandes como para que su propia gravedad los convierta en esferas. Ceres y Vesta son dos de esos ejemplos. 

Una posible explicación para la extinción de los dinosaurios es que un asteroide golpeó la Tierra hace 65 millones de años. La teoría sostiene que el impacto trajo condiciones catastróficas, como tormentas de fuego y polvo que bloquean la luz que llena la atmósfera, que aniquiló la vida vegetal y animal.

Deja un comentario

*